• Pablo Galván

Que todo mundo se entere.

Casarte es tu placer. Disfrutar la boda, tu derecho. Pero que otros disfruten, tu (o nuestra) responsabilidad. Por muy sencillo o complejo que sea el programa de tu evento, existe un recurso que, de emplearlo adecuadamente, se volverá pie de gratitud y te salvará de disgustos en boca ajena. Y ése es la información al alcance.


Información certera en manos de todos. Si tu boda estará ubicada en una locación lejana o difícil de acceder, manejarás un código de vestimenta estricto, pondrás a disposición de los invitados ciertos servicios de transporte, contarás con complementos en banquete para aquellos paladares restringidos, entre muchos otros escenarios, infórmales debidamente.


Gran parte de la experiencia del invitado yace en contar con la información suficiente que los prepare para vivir adecuadamente el día de tu boda, sin lugar a sorpresas negativas o malentendidos de protocolo.


Me ha tocado asistir a bodas como invitado donde la sucesión de eventos o tiempos por cubrir no queda del todo clara para los asistentes, y uno actúa en consecuencia como lo hace la demás gente. Problemática que podrías evitar fácilmente de contar con personal que asista a los invitados a proceder de un lugar a otro con el tiempo suficiente y la atención necesaria.


Informa, sí. Y dosifica también. Desmenuza la información de tu boda a través de distintos canales (tu invitación digital y/o impresa) según su grado de importancia con respecto al tiempo que falte para tu boda, y la boda por sí misma. De esa forma, los hoteles se reservan desde meses antes, el vestido de la señora se compra (y ajusta) con suficiente antelación, los regalos se apartan y/o apilan tu mesa, los invitados preparan su transporte, el vegetariano se sabe tranquilo de comer en tu boda y el hambriento calma su apetito antes de pasar tres horas entre tu misa y la cena. Informa debidamente y vencerás.

2 vistas
  • Facebook
  • Instagram
  • YouTube

Edificio Querétaro Business Park, Torre 1, Piso 3 GPD. Av. Antea 1088, Colonia Jurica, Querétaro, Qro. +52 (442) 388 5025

©2020 Pablo Galvan. Todos los derechos reservados. Queda prohibido el uso no autorizado de imágenes y/o textos de este sitio web​.